Mito o Realidad: ¿La casa se enferma?

¿Sabías que tu casa puede enfermarse? No es fácil tener una casa saludable, el clima, el paso del tiempo, el descuido; y muchos otros factores hacen estragos en la salud de nuestro hogar y, con ello, en la de sus habitantes, ósea.. nosotros.

Cuando de repente todo empieza a descomponerse una y otra y otra vez, toma en cuenta que no es solo cuestión de “la mala suerte”, siempre que puedo te comento que nuestro hogar deberá ser el lugar en el que nos tenemos que recargar de energías, siempre bonito, limpio, y por supuesto decorado a nuestro gusto y personalidad.

No olvidemos que la falta de orden, limpieza, ventilación e iluminación, son los factores más comunes por los que todos pasamos (siempre buscamos pretextos y dejamos esos detalles “para luego”), pero también los vínculos entre las personas que viven en ella, nuestro estado de ánimo, humor, nivel de estrés, todo tiene un efecto en la casa.

¿Pero, por qué es tan importante mantener la buena salud del hogar? Toma nota de los consejos para cuidar la salud de nuestra casa:

Es práctico: Si todo está en orden, la vida en el hogar es más fluida así como las energías, las tareas se hacen más rápido y con más entusiasmo. En una casa ordenada y limpia siempre estamos con un mejor humor que en una sucia y desordenada

Es saludable: Existe un alto índice que cuando se presentan cuadros alérgicos, dolores de cabeza, de garganta, problemas visuales, fatiga y problemas respiratorios de una manera constante, son síntomas ocasionados por factores como el polvo, la humedad y la mala ventilación.

Ahhh pero espera, me falta mencionarte algunos otros “síntomas” para que pongas mucha atención:
– Roturas, averías o plagas: Con un poco de atención vas a notar que no solo se averió una licuadora o cafetera, sino que las paredes tienen humedad, y seguramente existen insectos en el jardín o en tu patio trasero, estos síntomas pueden ser variados, pero tienen la característica de que se van acumulando, se vuelven frecuentes y por más que pase el tiempo siguen allí.

-Las plantas son las primeras en saberlo: Por falta de cuidado, plantas y flores empiezan a marchitarse, lo importante es no olvidarse de ellas y mucho menos de las mascotas.

– Falta de orden e higiene: Las cosas fuera de su lugar, objetos que ya no se usan pero que siguen ahí (de esto todos hemos pecado), platos sin lavar, ropa tirada, polvo por todos lados, camas sin tender, desechos acumulados, cosas inutilizadas amontonadas en un rincón, creo que no es difícil darse cuenta que esto enferma a una casa, se que la falta de tiempo genera que dejemos “para después” todos estas cosas, así que el consejo es simple, dedícale tiempo a ese desorden, anotalo o agéndalo en tu celular y eso evitará que lo olvides poner en tus actividades de la semana.

– Desperfectos técnicos: Cerraduras rotas, fallas de energía, goteras y problemas en tuberías, etc.… Cuando pasa mucho tiempo sin que demos el mantenimiento correspondiente y adecuado a nuestra casa, empieza a “envejecen” y eso tarde o temprano los elementos de tu casa dejan de funcionar.

Es fundamental reparar o cambiar lo que está viejo y lo que ya dio un aviso de que empezó a fallar.

¿Pero qué podemos hacer?

Ahora sí entremos de lleno en materia, para evitar que una casa enferme no se necesita de mucho esfuerzo, son simples cambios de actitud podemos mantener sano nuestro hogar.

– Decorar: Esto me encanta!!!, si lo haces evita que las habitaciones se saturen de objetos, y que las paredes no tengan colores muy fuertes, siempre te recomiendo los colores claros, recuerda “son zonas de descanso” (lee el blog de “¿De que color puedo pintar mi casa?).

Mucho ojo, las cosas que no se usan desde hace seis meses o más, reciclalo o regalarlo, pero no olvides que amamos reciclar.. jeje, reordena y mueve o cambia el color de los muebles.

– Ventilación: No tengas las habitaciones cerradas por mucho tiempo, eso junta siempre malos olores, moho y humedad, cuantas veces puedas abre las ventanas un rato todos los días, así cambias el aire que circula en ellas, pero mejor aún, sacas energías negativas y dejas entrar nuevas.

– Limpieza: Hay que mantener la casa limpia, y eso incluye eliminar esa suciedad que nadie ve, no siempre tienes que hacer ese movimiento exhaustivo de muebles, pero una vez al año no hace daño, pero recuerda que es muy importante que regularmente se vacíen las habitaciones, esto para limpiarlas de pies a ca cabeza, no olvides debajo de la cama y principalmente el closet o ropero ahí es donde más cosas en deshuso de acumulan.

– Si está roto se repara: Recuerda la solución es no dejarlo para mañana, si tu no lo puedes reparar, llama o llévalo con quien si lo pueda hacer, si de plano no tiene arreglo, vótalo y consigue uno nuevo ( si es que de verdad lo necesitabas mucho).

Ahora la pregunta del millón de pesos.. ¿Estás seguro de que tu casa no está enferma?, recuerda que así como el vestir, la casa habla mucho de nosotros, hay que darle el cuidado adecuado, mantenimiento, limpieza, etc.

Dale amor y cuidados a tu hogar para que cada día que llegues de una larga jornada laboral recargues las energías, y descanses lo suficiente y disfrutes mucho estas en ella.

Decora cada rinconcito que refleje tu personalidad, no tienes que invertir mucho y no olvides que menos es más.

Espero pongas en práctica estos consejitos y así como sanamos el alma, o de enfermedades, sana tu casa y vive feliz con energías positivas.

Tu amiga Lilia

#ideasdelilia #rinconcitosdemicasa #manualidades #reciclajecreativo #mihogar

6 comentarios en “Mito o Realidad: ¿La casa se enferma?”

  1. Hola que buena información tan cierta a veces no tomamos en cuenta pequeños detalles que si cuentan y hacen que nuestra casa se sienta pesada y enferma no hay excusas desde ahora voy a tomar mas atención y cuidar mi casa terminando proyectos sin concluir y mantenerla limpia y organizada.

    Me gusta

  2. ¡Hola!
    No podría estar más de acuerdo con tu artículo.
    Sin que nos demos cuenta muchas veces, nuestro hogar, es uno de los sitios más importantes en nuestra vida, y claro está que como cualquier otro aspecto de nosotros mismos, debemos prestarle la atención que se merece. Y no solo basta con darle un aspecto bonito, que para mi también es importante porque eso hace que nos sintamos a gusto y en consecuencia encontremos en ella la calma, sino hablo a nivel de higiene.
    No sé si es porque me he criado con una casi obsesa con la higiene, mi madre, que puedo soportar un lugar un poco desordenado, pero sucio, ¡jamás! Aunque también es verdad que muchas casas parecen la mar de sanas y le falta quizás algo esencial a mi parecer, vida.
    Así que sin duda creo que no hay que descuidar ningún aspecto de ella, decoración,limpieza, etc, para que goce de buena salud y nosotros con ella.
    Genial post.
    Besotes

    Me gusta

  3. Hola guapa, pues me ha parecido una entrada de lo mas interesante y me ha hecho pensar mucho en mi casa! nunca he descuidado a las mascotas, eso seguro, pero a veces las plantas o la propia casa si, me guardo las palabras clave que nos dejas y trabajare mi hogar con ellas! besos

    Me gusta

  4. A mí parecer es una realidad, porque? Cuando uno enferma o se vuelve tóxico la casa se reciente, no sé es mi percepción hay lugar donde te gusta estar por ese ambiente, y hay otros que en verdad no provoca volver a visitar. La casa es para mí es un refugio y mimarlo y si hacerlo acogedor, la personalidad es un reflejo de ti y tu casa también es una extensión también.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s